Importancia del magnesio

Se ha comprobado que el magnesio es eficaz para el tratamiento de La dispepsia —acidez o “estómago ácido”—, utilizado como antiácido. Suele utilizarse el hidróxido de magnesio por su rapidez.

La prevención y tratamiento en la deficiencia de magnesio, y afecciones relacionadas.

Laxante para el estreñimiento o preparación del intestino para intervenciones quirúrgicas o pruebas diagnósticas.

Es probable su eficacia para el tratamiento de Preeclampsia y eclampsia —enfermedades que ocurren durante el embarazo—. El magnesio se administra por vía intravenosa o inyección.

Torsade de pointes —un tipo de latido irregular del corazón—. El magnesio se administra por vía intravenosa .

Además, se conocen otros usos no suficientemente comprobados donde es posible su eficacia

El magnesio se utiliza como tranquilizante natural que mantiene el equilibrio energético en las neuronas y actúa sobre la transmisión nerviosa, manteniendo al sistema nervioso en buena salud. Es utilizado como tratamiento antiestrés y antidepresión[cita requerida] además de como relajante muscular.

El magnesio ayuda a fijar el calcio y el fósforo en los huesos y dientes.

Previene los cálculos renales ya que moviliza al calcio.[cita requerida]

Es también efectivo en las convulsiones del embarazo: previene los partos prematuros manteniendo al útero relajado.

Interviene en el equilibrio hormonal, disminuyendo los dolores premenstruales.

Actúa sobre el sistema neurológico favoreciendo el sueño y la relajación.

Autorregula la composición y propiedades internas (homeostasis).

Actúa controlando la flora intestinal y nos protege de las enfermedades cardiovasculares. Favorable para quien padezca de hipertensión.

El magnesio también se emplea como parte del tratamiento de los trastornos del espectro autista

El magnesio ayuda a paliar los síntomas de la depresión y la ansiedad. Según el estudio que ha publicado la Universidad de Vermont, tomar una cantidad determinada al día de este mineral beneficia a las personas que padecen estos trastornos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *